Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

lucio4-web

En un momento de ensueño y nuevas esperanzas, la salud es algo invaluable y cuya ausencia puede mermar lo único por lo que personas como Lucio trabajan toda su vida: Su felicidad.

Lucio Salinas Flores es originario de la comunidad de Ixpuichiapan, Municipio de Tenancingo, Estado de México. Lucio tiene 23 años de edad y su ocupación es ayudante de albañil, forma parte de una familia nuclear (esposa y un hijo), su familia es humilde y de escasos recursos. Siendo beneficiario del proyecto de Vivienda de Fundación Vamos a Dar, en el proceso de construcción de su vivienda, comenzó a darse cuenta de un grave padecimiento sin saber aún de qué se trataba.

Después de algunos estudios de laboratorio, a Lucio se le detecta una falla renal crónica: ligera hipercalemia, acidosis metabólica severa. ¿Qué es esto?… Se conoce como un problema en el cual el nivel de potasio en la sangre es más alto de lo normal. El potasio es necesario para que las células funcionen apropiadamente. Nuestro cuerpo obtiene potasio a través de los alimentos. Los riñones eliminan el exceso de potasio en la orina para mantener un equilibrio adecuado de este mineral en el cuerpo. Pero el organismo de Lucio dejó de funcionar así.

Si los riñones no están funcionando bien, es posible que no sean capaces de eliminar la cantidad adecuada de potasio. Como resultado de esto, el potasio se puede acumular en la sangre. Por esta razón, los médicos lo calificaron como candidato a hemodiálisis y debía ser intervenido inmediatamente debido al riesgo de tener arritmias cardiacas.

Lucio se acercó a la Fundación Vamos a Dar para solicitar apoyo. Nos dio de entrada una muy buena notica: ¡Está esperando el nacimiento de su primer hijo! Debido a su estado actual de salud, no puede realizar ningún tipo de trabajo como antes lo hacía. Sin recursos económicos para la solvencia de gastos de alimentación y todo lo necesario para la llegada de su primogénito, la situación de Lucio parecía, sin duda alguna, muy complicada.

Para solucionar esto, la Fundación Vamos a Dar con ayuda de la sociedad civil, unió esfuerzos para otorgarles a él y su esposa un apoyo en especie que consistió en una enorme despensa, artículos para el hogar, artículos y ropa para bebé, entre otras cosas. Por supuesto, el apoyo médico necesario para estabilizar su condición es una realidad para él. A la fecha -y a petición de él-, seguimos estando al pendiente de su situación de salud, y desde luego con todo el gusto y compromiso de poder ayudar a las personas que más necesitan lograr su bienestar.

¡Gracias a todos nuestros voluntarios que con tanto cariño aportaron recursos y tiempo para apoyar a Lucio y a su familia!

Views – 1720