Comparte

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

¿Sabías que sólo el 2.53% del agua existente en nuestro planeta es dulce? Es como pensar que queda sólo una jarrita con agua en tu casa y es para todos. Esta cantidad, a su vez, está en incesante movimiento de evaporación en el ciclo del agua. Por lo tanto, la cantidad de agua realmente aprovechable es muy pequeña (1.5%) y sometida además a numerosas fuentes de contaminación, por eso: El agua debe ser utilizada racionalmente.

En México, el Programa de Uso Eficiente y Racional del Agua (PUERA) promovido por la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), tiene el objetivo de reducir al mínimo posible el consumo de agua en inmuebles, evitando el desperdicio al realizar las actividades cotidianas. Las principales actividades que se requiere llevar a cabo son las siguientes:

 

a) Reparar: Detectar y eliminar fallas existentes en sistemas hidráulicos.

b) Readaptar: Modificaciones de bajo costo en los sistemas hidráulicos de distribución y aprovechamiento.

c) Reducir: Cambio de dispositivos y métodos existentes para el aprovechamiento del agua, por otros de menor consumo para evitar desperdicios.

El Programa de Vivienda de Vamos a Dar, promueve el uso racional de los recursos naturales para su aprovechamiento. A través de las Ecotecnias que diseñamos –y que son parte del proyecto de Vivienda Ecológica-, promovemos métodos muy eficientes para el el cuidado de nuestro medio ambiente.

En artículos anteriores, te hemos hablado acerca de éstas ecotecnias. En esta ocasión, queremos presentarte el Sistema de Captación de Agua Pluvial y Almacenamiento que instalamos en cada una de las viviendas que construimos. Dicho sistema es una poderosa herramienta para recurrir al agua de lluvia como fuente de abastecimiento y se ha convertido en el medio más efectivo para ampliar el acceso a los recursos hídricos en las comunidades en donde el agua escasea.

¿Cómo funciona el Sistema de Captación de Aguas Pluviales y Almacenamiento?

Nuestro sistema funciona a través de 2 dispositivos:

 

  1. Captación de agua pluvial

La propuesta de Vamos a Dar se basa en el diseño de una losa en forma de bóveda, que nos permite captar el agua de lluvia a través de unos tirantes de concreto que conducen el agua a las bajadas de agua, colocadas estratégicamente. Dichas bajadas pluviales están ahogadas en los castillos de concreto y son construidos a base de tubería de PVC de 2 pulgadas.

Una vez conducida el agua a través de esta tubería, pasa por un filtro de aguas pluviales. Éste consiste en un registro construido a base de tabique precocido, con una dimensión de 1mt de largo x 40cm. de ancho y 60cm. de altura; el acabado interior del registro es un aplanado pulido y, en el exterior, aplanado fino. El interior del registro contiene grava de 2 diferentes espesores, la cual nos permite realizar el filtrado de la basura de las primeras lluvias. Con esto logramos que el agua llegue lo más limpia posible para su almacenamiento.

La captación de agua de lluvia es un sistema ancestral que ha sido practicado en diferentes épocas y culturas. Este sistema es un medio fácil y sustentable de obtener agua para el uso humano y agrícola.

 

filtro-aguas-pluviales_vamos-a-dar

Propuesta de Filtro de Agua Pluvial, de Fundación Vamos a Dar.

 

  1. Almacenamiento (Cisterna de ferrocemento)

La cisterna es un depósito impermeable de forma cilíndrica, construida con una membrana delgada de concreto reforzada con una malla electrosoldada octagonal de acero (calibre 20). Se construye subterráneamente, cuidando siempre que las paredes mantengan una curvatura que asegure su resistencia. Tiene una capacidad de más de 4,000 litros.

Su costo de construcción se reduce hasta en 50% con relación a las cisternas normales. Es ideal aprovechar su uso durante la temporada de lluvias, para así utilizar el agua durante la época de más sequía. De esta manera podemos ahorrar la extracción de los mantos freáticos.

 

cisterna-ferrocemento_vamos-a-dar

Propuesta de Cisterna de Ferrocemento de Fundación Vamos a Dar

 

¿Qué usos se pueden dar al agua que se almacena?

Entre los usos más comunes del hogar pueden ser: lavar trastos, limpiar pisos y vidrios, lavar ropa, regar plantas y jardines. En la agricultura, de construirse una cisterna extra podría abastecerse el líquido suficiente para regar el plantío. Lo único para lo que está prohibido el uso del agua es para beber o preparar comida.

En Vamos a Dar trabajamos con plena responsabilidad en cuanto al cuidado del medio ambiente. Por esa razón invertimos recursos, talento y experiencia en este tipo de proyectos, pues además de que hemos conocido los beneficios reales que el uso racional del agua tiene, compartimos la visión de que en un futuro no muy lejano, el sistema de captación de agua de lluvia será un mecanismo de sobrevivencia.


FUENTES:

* Programa de Uso Eficiente y Racional del Agua (PUERA): http://puera.imta.mx/

* Archivo sobre Ecotecnias y Vivienda Digna de la Fundación Vamos a Dar.

 

Views – 11623